El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

La primera flor de invierno

Flor1

Vamos a sembrar una semilla en una lata envuelta en el nombre de personas de las que solemos murmurar mal, abonadas por las cenizas de las maledicencias que solemos decir. Hay cenizas que son el mejor abono para regenerar la vegetación.

Material necesario

            • - Una lata
            - Papel ya usado cortado en 40 tiras
  • - Lápiz, bolígrafo o rotulador para escribir
  • - Cerilla o mechero
  • - Una judía, frijol o habichuela (también sirve una lenteja o un garbanzo)
  • - Tres puñados de tierra fértil
  • - Un cuarto de vaso de agua

¿Para qué sale la primera flor de invierno si sabe que va a morir? Todavía es demasiado temprano como para que prospere. Hace demasiado frío para permitirle la fecundación. ¿Acaso ha sido engañada por un prematuro día de calor? La primera flor de invierno cantará la belleza en un mundo helado pese a saber que va a morir. La primera flor de invierno expresa la esperanza en medio de todos los inviernos; es el profeta que abre espera de la primavera.

Cuaresma es más que enmudecer: es un silencio creativo. Hay motivos para callar. Cuaresma es más si silencias la maledicencia. Rompe la cadena de las hostilidades. Corta la espiral de las pequeñas violencias cotidianas entre las personas que poco a poco van envenenando las relaciones. Si todos lográsemos convertir los pequeños odios en pequeños amores la paz daría un paso de gigante en nuestro mundo.

Te proponemos un signo que exprese el silencio y que sea un gesto por la paz en lo profundo de nuestro corazón cotidiano.

germina

Tarea

  • Toma un periódico en desuso o un papel que ya no vayas a usar y corta cuarenta pequeñas tiras de papel.
  • Piensa en diez personas y escribe el nombre de cada una en una tira.
  • Ahora toma las otras 30 tiras y escribe en ellas lo malo que sueles decir de esas personas.
  • Toma la lata y llénala con dos puñados de tierra fértil.
  • Toma una judía –frijol, habichuela- y envuélvela en las diez tiras con los nombres de las personas.
  • Moja la judía envuelta en las tiras con los nombres de personas en agua y deposítala encima de la tierra fértil de la lata.
  • Quema las treinta tiras con las maledicencias y echa sus cenizas encima de la judía en la lata.
  • Echa otro puñado de tierra y riégala un poco.
  • Ponla en un lugar visible de tu vida cotidiana y espera que germine.

flor-mano

Esa germinación expresa la vida que sale de aquellas partes de nuestra vida que acallamos, que corregimos, que abandonamos, que vencemos por amor. Continuamente en nuestra vida hay aspectos de nuestro hacer que hay que abandonar para dejar paso al amor. CONversion x amor.

 

Volver

Cerezo en flor